Champú para el pelo

Hay muchas clases de pelos: delgados, gruesos, secos, grasos, rubios, oscuros, encanecidos, y todos ellos vienen en varios estilos: ondulados, rizados y lisos, largos o cortos. Para todos hay una preparación. El Lavado del pelo más allá del tamaño, el color y la forma, lo que importa es que el pelo se mantenga limpio y sano. Con algunas recetas caseras usted puede contrarrestar la suciedad, el exceso de grasa y la caspa.

Base de champú

El huevo sirve para nutrir el cuero cabelludo, ayuda al crecimiento del pelo, suaviza su textura, y contribuye a evitar la calvicie. Para hacer una base de champú al huevo, mezcle: Una cucharadita de raíz de salvia blanca triturada, una yema de huevo y una cucharada de jugo de naranja.

Agregue según sus necesidades:

  • Si su pelo es rubio: una taza de infusión de flor de manzanilla y caléndula. 
  • Si su pelo es castaño: una taza de infusión de milenrama, clavo, corteza de acacia o de malva negra, salvia y romero.
  • Si quiere evitar la caída del cabello: una taza de infusión de ortiga. 
  • Si su pelo es seco: una taza de infusión de hojas y raíz de consuelda mayor, flor de acacia, trébol, azahar, cáscara de naranja y saúco.
  • Si su pelo es grasoso: una taza de infusión de raíz de lirio, hojas de naranjo, menta y hojas de limoncillo. 
  • Si desea fortificarlo: dos cucharadas soperas de cola de caballo y una de hojas de romero.

Pelo normal

El cuidado de este tipo de pelo es muy fácil pues ya tiene los niveles de grasa que necesita para conservarse sano y hermoso.

Champú de romero

  • Hierva un puñado de romero en una taza de agua durante 10 minutos. 
  • Cuele y añada media taza de jabón neutro o blanco rallado. 
  • Deje que disuelva y enfríe. Finalmente añada el jugo de un limón.

Pelo grasoso

Se reconoce por el brillo excesivo y porque se en-sucia con facilidad. Para cuidarlo es preciso utilizar ingredientes naturales que corten la grasa.

Champú de cítricos

  • Hierva dos litros de agua con las cáscaras de dos naranjas y dos limones en trocitos durante cinco minutos. Deje reposar esta infusión durante tres horas. 
  • Cuele y añada diez cucharadas de jabón duro rallado y caliente la mezcla a fuego lento hasta que el jabón se disuelva del todo.
  • Añada, mientras revuelve, tres cucharadas de jugo de naranja y tres de jugo de limón. Deje enfriar y utilice.

Champú con manzanilla

  • Ponga a hervir media taza de agua con dos cucharadas de manzanilla durante cinco minutos. 
  • Cuele y añada algunas gotas de limón, dos cucharadas de vinagre de cidra y dos de jabón rallado. 
  • Caliente la mezcla y revuelva hasta que el jabón se diluya completamente.

Pelo seco

Es el que carece de hidratación y hay que tratarlo con algunos ingredientes naturales ricos en grasas.

Champú de hierbas

  • Hierva una cucharada de raíz de hinojo y de saúco en una taza de agua durante 10 minutos. 
  • Cuele y agregue media taza de jabón neutro rallado. Deje que se diluya y enfríe. 
  • Si la consistencia es muy espesa agregue un poco de agua.

El hinojo es muy rico en aceites naturales que le darán brillo y suavidad a su pelo.

Champú de papaya y sábila

  • Pele una papaya grande, corte en cubos y licue. 
  • Mezcle al puré obtenido una cucharada de cristales de sábila, media taza de champú para bebé, una cucharada de jugo de limón y media cucharadita de cáscara de limón rayado.

Champú de jazmín

  • Hierva en media taza de agua un puñado de flores de jazmín seco por cinco minutos. Deje reposar durante 15 minutos y cuele. 
  • En la licuadora, mezcle la infusión con una cucharadita de miel de abejas y una yema de huevo hasta que la mezcla sea uniforme.

Se recomienda usar el champú natural recién preparado. Si le sobra y lo va a guardar, hágalo preferiblemente refrigerado y antes de usarlo verifique que conserve sus propiedades.