Ciclo de la Luna

En nuestra relación con la naturaleza dependemos del Sol y de la Luna. La Tierra gira sobre sí misma y gira alrededor del Sol, y estos movimientos hacen que percibamos el discurrir del tiempo que medimos en minutos, horas, días, meses y años.

La Luna, a su vez, gira alrededor de la Tierra y su presencia, su gravedad, tiene gran influencia sobre las aguas porque hace levantar las mareas y que la savia suba por el interior de las plantas cuando se alinea con el Sol. El ciclo de la Luna dura 28 días y cada una de sus cuatro fases dura siete días.