Compotas

Seleccione y lave muy bien la fruta que va a utilizar, pélela, pártala en trozos y quítele las semillas si es necesario.

Mezcle en una vasija dos tazas de agua con media cucharada de limón y sumerja las frutas dejándolas reposar durante 10 minutos.

Escurra los trozos y cocínelos 5 minutos en la olla a presión con agua que los cubra, agregándoles 2 cucharaditas de azúcar o panela.

Pase la fruta por un colador y déjela enfriar.

Luego, en una vasija, con la ayuda de una cuchara de madera, machaque muy bien la fruta hasta obtener una masa suave.

Al final, pásela por el colador y añádale 2 cucharaditas de miel de abejas.

Envase y almacene.