El baño, lugar de privacidad y respeto

El baño es un lugar privado
e implica respeto a quienes lo vayan a usar;
y si es atractivo, limpio y ordenado,
será agradable de utilizar.

El baño responde al aseo y a la necesidad;
Sin embargo también es lugar de presencia personal.
Jabón, toallas, y papel;
espejo, peinetas y cepillos en él.

Para estar contentos y cómodos,
la ventilación y la iluminación son la solución,
y el control de humedades una buena decisión.

El baño es de todos
y se usa de a uno en privacidad,
hay que dejarlo igual, como lo encontró:
limpio y ordenado.

No tiene dueño, es de todos en el hogar:
de papá, mamá, el niño, la tía y la visita.
No tiene horas, en cualquier momento se puede utilizar:
de día, de noche, con el sol, la lluvia y la luna del lugar.

El baño en la casa


El baño es un espacio de uso personal pero que es compartido diariamente por todas las personas de la familia, por esto requiere de un buen manejo para la comodidad de todos.

Los hábitos de higiene son básicos y la familia puede crear acuerdos sencillos para lograr rutinas que todas las personas respeten. Estas costumbres se vuelven parte normal del día a día y contribuyen al bienestar de todos.

Se puede enseñar a esperar el turno, a no demorarse si otro quiere usarlo, a poner el papel usado en su lugar, a mantener la tapa del sanitario abajo para evitar malos olores, a ahorrar el agua y a dejar el baño limpio.

Arreglar el baño es comodidad para todos. Esto se puede ir haciendo por etapas: es posible comenzar por ponerle piso de concreto y en una segunda oportunidad, se enchapa con cerámica o se pinta con pintura anti-agua. Esto hará que el baño sea más fácil de limpiar y por lo tanto, más aseado.

Sencillos detalles de decoración y orden como: un espejo, repisas para el jabón y los cepillos de dientes, un toallero, una papelera y un porta papel lo transforman y lo hacen más cómodo.

Un espacio de intimidad y respeto

El baño parece el espacio más simple de la casa, pero en él confluyen muchos usos: las necesidades fisiológicas, el aseo personal para empezar el día, el cuidado de la salud, entre otros. También en el baño se cuida la presencia personal para relacionarse con los demás.

El baño tiene tres espacios básicos, cada uno con sus diferentes usos. La ducha es el lugar para el aseo del cuerpo y para reponer el cuerpo al final de una larga jornada. El sanitario es el espacio para las necesidades íntimas y personales de cada uno. El lavamanos es el sitio para lavarnos los dientes, la cara, las manos y para peinarnos, entre otros.

Como el baño es un lugar para todos, cada uno debe cuidar que permanezca limpio y organizado. La mínima regla de convivencia es dejarlo siempre tal como uno lo quiere encontrar.

Distribución del baño

Baño de un espacio

  • Lavamanos, sanitario y al fondo la ducha.
  • Pare evitar que el agua de la ducha moje el resto del baño, sepárela con el piso a un nivel más bajo o con un murete de 12 centímetros.

Baño de dos espacios

Para que el baño pueda ser utilizado por dos personas al mismo tiempo se puede separar los espacios, así:

  • La ducha y el sanitario están en un mismo espacio cerrado.
  • Lavamanos en espacio abierto.

Baño de tres espacios

Para ampliar el uso simultáneo del baño a tres personas, se puede distribuir así:

  • El lavamanos en el centro y en un espacio abierto.
  • A los lados en espacios cerrados y separados la ducha y el sanitario.

Baño de un solo espacio

Medidas

Largo 2.10 m x ancho 1.10 m a 1.40 mPuerta: 70 cm x 1.90 m a 2.10 m
Espejo: altura inferior 1.30 m
Ducha: ancho mínimo de 80 cm, mejor de 90 cm a 110 cm Sanitario: ancho del espacio 70 cm
Lavamanos: ancho del espacio 80 cm x 45 cm de fondo x 80 cm de altura.

Baño de dos espacios

Medidas

Largo 2.40 m x ancho 1.10 m a 1.40 mPuerta: 70 cm x 1.90 m a 2.10 m
Espejo: altura inferior 1.30 m
Ducha: ancho mínimo de 80 cm, mejor de 90 cm a 110 cm Sanitario: ancho del espacio 70 cm
Lavamanos: ancho del espacio 80 cm x 45 cm de fondo x 80 cm de altura.

Baño de tres espacios



Medidas

Largo 2.90 m x ancho 1.10 m a 1.40
Puerta: 70 cm x 1.90 m a 2.10 m
Espejo: altura inferior 1.30 m
Ducha: ancho mínimo de 80 cm, mejor de 90 cm a 110 cm Sanitario: ancho del espacio 70 cm
Lavamanos: ancho del espacio 80 cm x 45 cm de fondo x 80 cm de altura.

Piso y paredes en el baño

El piso de baldosa en el baño es un buen material, pues ayuda a mantenerlo limpio y a controlar el moho y la humedad. Las baldosas que se usen deben ser a prueba de humedad y sobre todo antideslizantes.

El piso en cemento esmaltado tambien es un buen material para los baños, ya que es impermeable, y es fácil de limpiar.

Las paredes, especialmente de las duchas, pueden cubrirse con pintura acrílica o se puede utilizar enchapes cerámicos para evitar la humedad y facilitar la limpieza.

Enchape de piso cerámico


Orden en el baño

En el baño se aconseja tener a la mano los elementos de aseo y pequeños objetos que deben tener su sitio para ser encontrados fácilmente. Para esto hay infinidad de guardaderos como gabinetes, repisas, canastas y percheros.

Para evitar que todo el piso del baño se moje, aparte del desnivel o murito de separación, la ducha debe tener una cortina que separe los espacios y proteja del agua al resto del baño. Es preferible que la cortina sea plástica, para que no acumule humedad y se conserve limpia.

Mueble bajo el lavamanos

Muchas veces es útil contar con un espacio para guardar toallas e implementos de aseo. Si se tiene un lavamanos estándar, colgado a la pared, es posible hacer un mueble debajo, lo que genera un lugar limpio y seguro como guardadero.

Repisas de madera