El mestizaje


Por el Darién, en Urabá, llegaron también los primeros pobladores de Colombia. Antioquia estuvo habitada desde épocas muy tempranas. Hace 10.500 años, dicen los investigadores, comunidades primitivas se instalaron en los valles de los ríos Magdalena, Cauca y Porce. Eran descendientes de pueblos venidos de Asia. 

Los españoles, en 1492, encontraron más de un millón de nativos en Colombia. En lo que hoy es Quindío, Risaralda y parte de Antioquia, vivían los Quimbayas. Nadie trabajó el oro de una manera más hermosa que ellos. Sacaban oro en Buriticá y en el río Cauca y lo cambiaban con tribus del Caribe por textiles y animales. 

Las enfermedades, el maltrato, las guerras y la tristeza de verse obligados a cambiar sus costumbres aniquilaron a muchos indígenas. Llegaron entonces, en inmensos buques, negros esclavos para reemplazar esta mano de obra en los trabajos más duros: como obreros en las minas, como bogas en los ríos. Venían de Senegal, Guinea y Gambia, en África. Trajeron su música, su fuerza, su magia, su encanto. Los colores de estas tres razas, la indígena, la blanca y la negra, se mezclaron, y hoy la población colombiana es, en su mayoría, mestiza