El solar, la magia del afuera

La casa tiene lote, árboles y huerta, terreno que da color y paisaje.
Espacio para jugar, saltar y brincar con maravillas para el hogar mejorar.

Lugar para aprovechar, cuidar y admirar:
el pasto, las gallinas, el agua, el sol y el aire.
Sitio de unión familiar
para trabajar y disfrutar.

El viento y los animales, música para compartir.
Los verdes de la montaña o la luz del sol en el corredor
un cuadro espectacular.
La luna y una fogata, noche para gozar.

El sol alumbra a la familia cada día
, da color, brillo y energía.
El aire es ventilación y frescura.
El agua es limpieza
y líquido delicioso para la sed.

La tierra produce alimentos
que son salud y sabor;
y también le da casa
al perro, la gallina, el puerco y el conejo.

En un pedazo de tierra la naturaleza inmensa, maravillosa y mágica, es nuestra.

El solar de la casa

La casa no es sólo lo que está adentro, los alrededores también hacen parte de la vida de ésta. Un jardín bien tenido para contemplar desde el corredor, una huerta para comer lo sembrado, unos árboles frutales, un buen lavadero, una banca para descansar, hacen más placentera la vida de la casa.

El solar, el jardín, y el patio son por ello, un gran privilegio con mucho significado y ventajas para la familia. Las ciudades son estrechas y en los apartamentos las familias no tienen tierra para cultivar y aprovechar. A quienes vivimos en los campos, en cambio, la naturaleza nos regala el alimento del mar, las aguas de los ríos, los árboles que dan sombra, los pastos y sembrados, los bosques y sus densas selvas.

El sol, el aire, la vegetación y las lluvias rodean la vivienda y por esto, influyen en la temperatura y la luz de la casa. Los árboles pueden dirigir el aire al interior de la casa o dar sombra y hacerla fresca; por otro lado, pueden hacer barrera y evitar que el aire enfríe la vivienda.

solar en la casa

lugar de encuentro con la naturaleza

El alrededor de la casa tiene múltiples utilidades: Es el espacio para construcciones complementarias como el lavadero, el cuarto de herramientas, el fogón de leña o la letrina. Permite tener lugares de trabajo como secaderos para los productos recogidos en la cosecha. Tiene espacios para las construcciones que nos ayudan al buen manejo de las aguas, como el tanque de recolección, la trampa de grasas, los pozos de infiltración y un pozo séptico.

Alrededor de la casa también hay un sitio de siembra para la huerta, los árboles frutales o el jardín, como también un lugar para la casa de los animales.

También hay espacio para un columpio, un rodadero, un arenero, una choza, una casa en un árbol o un kiosco. Lugares para estar en familia y con nuestros vecinos.