¿Qué tiene que ver la sal con un rayo?

Que tanto en la sal disuelta en agua como en el rayo se presentan fenómenos eléctricos. 


¿Un mar de electricidad?  

La sal disuelta en agua es una muy buena conductora de electricidad. El agua salada del mar, por ejemplo, es alrededor de quinientas veces mejor conductora que el agua dulce. Y mientras más sal tenga el agua conducirá mejor la electricidad. El setenta por ciento de nuestro cuerpo está compuesto de agua rica en sales minerales, y por esta razón es fácil que sintamos un corrientazo cuando nos coge la luz.
  

¿Un rayo puede iluminar un  pueblo?  

Cada segundo caen en nuestro planeta unos 100 rayos, que son poderosas descargas eléctricas. Es tal la cantidad de cargas eléctricas acumuladas en la nube, que se abren paso por el aire hasta llegar la Tierra. La corriente eléctrica de una casa es generada por 110 ó 220 voltios. La corriente eléctrica de un rayo, por 100 millones de voltios, lo suficiente para iluminar un pueblo durante un año. 

También hay fenómenos eléctricos…

Cuando conectamos o desconectamos el radio, la licuadora u otro electrodoméstico; en las pantallas de los televisores, en las pilas, en los bombillos; cuando nos cepillamos el pelo y se levanta; cuando le damos la mano a alguien y sentimos que nos pasa un corrientazo.

Cazando rayos

Para demostrar que los rayos eran eléctricos, un hombre amarró una llave a una cometa y en un día de tormenta la puso a volar. Fué en 1752. El hombre se llamaba Benjamín Franklin, y el experimento que hizo le sirvió para inventar el pararrayos.