Los fogones

Cocinar los alimentos es la actividad más importante en la cocina. En el campo, por tradición, economía y falta de electricidad, se han usado los fogones de leña. Hoy en día son preferibles para uso diario las estufas de gas o electricidad, si hay acceso a estos recursos.

Fogón de leña

Como alternativa, se puede construir o conservar un fogón de leña afuera y usarlo para las comidas que toman más tiempo.

Construya el fogón de leña preferiblemente en edificaciones externas a la casa.

Si la única opción es hacer el fogón dentro de la cocina, es necesario que le construya una chimenea que ayude a sacar el humo para evitar las enfermedades que éste causa y que paredes y techos se llenen de hollín.

Adicionalmente, es preciso que utilice un material no inflamable entre el fogón y las áreas vecinas. La cerámica o el ladrillo refractario evitan el paso del fuego y facilitan la limpieza.

Tenga cuidado con las cenizas y con chispas que pueden causar daños, por lo tanto es importante su limpieza.

Si usa leña, es importante reemplazar los árboles utilizados para sacarla, pues cortar árboles es perjudicial para las cuencas de agua y el futuro de la parcela.

1. Chimenea 
2. Hornillas 
3. Caldero de agua 
4. Horno 
5. Leña 
6. Entrada de aire 
7. Recolector de cenizas 
8. Estructura en ladrillo refractario