Limpieza del rostro


La piel recoge durante el día partículas invisibles de polvo que están en el ambiente, y es saludable limpiarla todas las noches antes de dormir.

Limpieza de piel

  • Ponga a hervir tomillo, romero o salvia. Mójese la cara con el agua tibia y póngase un trapo para cubrirse. Esto le servirá para abrir y limpiar los poros. 
  • Lave con aguas preparadas de limoncillo, menta o yerbabuena. 
  • También son recomendables algunas cremas caseras a base de avena y penca sábila que limpian y nutren la piel.

La exfoliación

Es la acción de eliminar las células muertas de la piel. Es importante exfoliar la piel cada cierto tiempo, pero la frecuencia con que se haga dependerá del tipo de piel.
  • Antes de cualquier exfoliación se recomienda abrir los poros exponiéndolos al vapor caliente. 
  • Para lograr una exfoliación sencilla y natural vierta una cucharadita de azúcar en la palma de su mano, humedézcala y frote en la cara masajeando continuamente por un par de minutos y lave con agua tibia.

Nunca exponga su rostro al sol cuando ha tenido contacto con algún cítrico pues esto le causará manchas o quemaduras en la piel.