Mayas, Aztecas e Incas

Los primeros pobladores de América, dice una de las teorías más aceptadas, vinieron de Asia, cruzaron por el puente de tierra que unía a Siberia, en Asia, con Alaska en América, hace unos 25 mil años. Bajaron hasta entrar al territorio colombiano, por el Darién, hace unos 12 mil años. 

Los Mayas desaparecieron de pronto 

En tiempos del Imperio Romano, se empezó a formar el Imperio Maya en Centroamérica, en lo que hoy es territorio de Méjico, Guatemala y Honduras.

Crearon una civilización que existió durante dos mil años. Construyeron magníficas ciudades, templos piramidales. Fueron grandes astrónomos y matemáticos. Con este saber levantaron pirámides como la de Kukulkán, que con sus 365 escalones, representa el año solar. Estudiaron tanto el cielo que sabían de antemano cuándo ocurrirían los eclipses, las fases de la Luna, los cambios de clima de los tiempos de lluvia a los tiempos de sequía. 

Un día, los Mayas abandonaron sus ciudades. Aún no se sabe por qué. Unos dicen que sus técnicas para sembrar agotaron esas tierras. 

Antiguos pobladores de la península mejicana

Tenochtitlán, que significa lugar del cactus, fue la capital de otro gran imperio: el de los Aztecas. Situado en el valle de Méjico, surgió en el año 1325 y duró hasta 1519, cuando fue destruido por los españoles. En aquella ciudad azteca el mercado atraía todos los días unas 60 mil personas. Era más poblada que cualquier capital europea de la época y en el centro estaba el palacio del emperador rodeado de jardines. En el Templo Mayor realizaban sacrificios humanos a los dioses pues creían que sin ellos el mundo se acabaría. Tenochtitlán estaba construida sobre islas artificiales en medio de un gran lago. Las calles en su mayoría eran canales. Tenían cultivos flotantes sobre balsas. 

Los Incas, los amos de los Andes 


En América del Sur la gran civilización fue la Inca, que se extendió desde Chile hasta el sur de Colombia (abarcó lo que hoy es Bolivia, Perú, Ecuador y el norte de Argentina). Su capital fue Cuzco. Tuvo su esplendor entre los siglos XII y XIV después de Cristo. Los Incas levantaron fortificaciones en bloque de granito unidos de forma tan perfecta que la hoja de un cuchillo no penetra en las juntas. 

Construyeron grandes ciudades en piedra con terrazas para los cultivos en laderas pendientes. La más famosa es Machu Picchu, ubicada a 2.450 metros sobre el nivel del mar y oculta entre dos montañas. Los conquistadores españoles no supieron de su existencia. Fue descubierta apenas en 1911. Quienes la visitan se maravillan con su belleza. “Uno se siente pequeño”, dicen. El imperio Inca fue sometido por el conquistador español Francisco Pizarro.