¿Qué tiene que ver la gasolina con la yema de un huevo?

Que, aunque no nos demos cuenta, tanto en la gasolina como en la yema del huevo se mueven permanentemente millones de componentes, comprobando que en el Universo, nada permanece quieto. 


¿La gasolina es como un  aeropuerto?  

La gasolina está compuesta por moléculas que se mueven eléctricamente, atrayéndose o rechazándose entre ellas. Hay también millones de moléculas entrando y saliendo de la gasolina, como si se tratara de un aeropuerto. Son más las moléculas que salen que las que entran, debido a procesos como la evaporación. Por eso, si dejamos una botella abierta, luego de un buen tiempo la encon-traremos vacía.

¿La yema se ve entera pero está revuelta?  

El huevo es la célula más grande que existe y jamás imaginamos su agitada vida interna. Como un óvulo, la yema es fuente de vida y en ella viaja la información genética de la gallina, de la mamá de la gallina y hasta de la abuela de la gallina, responsables del color de sus plumas y de sus otras características. En un huevo corriente el movimiento de sus componentes es vertiginoso, más aún si está fecundado por el gallo, pues el embrión se forma en medio de una gran actividad que se incrementa con el calor. Por eso la gallina anida.

También, en aparente quietud, se mueven…

Todas las cosas que nos rodean: la mesa y la silla en la que nos sentamos tienen movimiento molecular, es decir, movimiento de la materia. Una moneda de las que guardamos en el bolsillo tiene movimientos moleculares que no alcanzamos a percibir, los lentes de las gafas, las uñas, las rocas, las montañas y todo lo que aparentemente vemos quieto, está en movimiento, todo cambia, nada permanece. 

Movimiento silencioso

Las células, ladrillos vivos que forman nuestro organismo, renuevan sus membranas cada media hora y la piel cada 25 días aproximadamente.