Enfermedades y remedios caseros

Eccema

Se reconoce porque la piel se pone roja, gruesa y produce rasquiña. A veces se presenta acompañada de diminutas ampollas que contienen un líquido transparente. Los eccemas se asocian con alergias o surgen del contacto con metales, detergentes u otras sustancias irritantes.

Remedios:
Tomar raíz de diente de león. Aplicar cremas o compresas de manzanilla y caléndula. Tomar baños de salvado o avena.

Acné

Granos rojos y espinillas que suelen aparecer generalmente en el rostro y la espalda de los jóvenes durante la adolescencia.

Remedios:
Tomar agua de flor de caléndula. Aplicar el cristal de la penca sábila con limón. Frotar la cara con hojuelas de avena humedecidas. Aplicar mascarillas con arcilla.

Infecciones causadas por hongos

Se caracterizan por el enrojecimiento de la piel y se manifiestan con escamas, ardor y rasquiña. Aparecen con frecuencia en los dedos de los pies.

Remedios:
Aplicar compresas de ajo, tomillo, penca sábila y caléndula. Lavar la zona afectada con orín de la mañana.

Infecciones causadas por parásitos

Producen irritación de la piel y mucha rasquiña, debido a la presencia de diminutos ácaros. Las garrapatas también ocasionan esta incomodidad. Vulgarmente se les llama sarna o carranchil.

Remedios:
Cubrir las zonas afectadas con cristales de la penca sábila. Usar aceite de citronela, o purines de ajenjo, albahaca, sábila, limoncillo, para evitar que las garrapatas suban a la piel.

Verrugas

Abultamientos en la piel causados por un virus.

Remedios:
Aplicar ajo fresco, jugo de limón y savia de diente de león.

Herpes

Son manchas que producen quemazón y luego se convierten en ampollas. Suelen ser llamados azote de sapo o culebrillas.

Remedios:
Aplicar emplasto de yerbamora, tomillo, penca sábila, caléndula y de raíz de dormidera. Tomar bebida de raíz de diente de león o llantén. Si la enfermedad avanza debe consultar al médico.


Volver