Peinilla de chispas


Sorpresas eléctricas

¿Has tocado a alguien y sientes el corrientazo? Descubre con este experimento que existen corrientes eléctricas donde menos lo imaginas.

Paso a paso:

Frota varias veces la peinilla en el suéter de lana.

1. Acércate, en un cuarto oscuro, a una chapa: ¡sale una chispa!

¿Qué hay detrás?

La peinilla, al ser frotada, se carga. Al acercarla a la chapa, la corriente eléctrica que se transmite llega a los 100.000 y hasta 200.000 voltios.