Puentes de espaguetis

El misterio de los triángulos




 










La construcción de puentes tiene su origen en la antigüedad, con los árboles caídos que se usaban para unir orillas de lagos. ¿Será posible construir un puente, no con troncos gruesos sino con delgadísimos espaguetis?

Paso a paso:

1. Con bolitas de plastilina en las puntas, ubica los espaguetis como se indica en el dibujo. Las líneas en naranja corresponden a espaguetis completos.

2. Cuando el puente esté listo prueba su resistencia poniendo los cartones arriba y sobre ellas los vasos de tinto desechables. Llénalos con agua, lentamente, hasta que el puente se derrumbe, o empiece a fallar.

¿Cuántos vasos puede soportar el puente que acabas de construir? Algunos permanecen intactos con diez u once vasos tinteros llenos de agua. ¡Compruébalo!

¿Qué hay detrás?

Todo puente debe soportar su propio peso y luego resistir y equilibrar los pesos de lo que transite por él: vehículos, ganado. La estructura de un puente es el conjunto de sus elementos, que soporta las fuerzas que actúan sobre él (incluido el peso). ¿Por qué hacer el puente de espaguetis con triángulos? Los triángulos son formas muy estables y resistentes frente a las diferentes fuerzas. Observa los puentes en las carreteras: muchos forman estructuras enormes en las que descubrirás triángulos.