Recolección de agua lluvia  

Recoleccion de agua lluvia
Hay lugares donde el agua escasea o por el contrario, zonas donde el agua abunda pero está contaminada, y es vital recoger el agua lluvia. Lo más sencillo es colectarla del tejado de la casa mediante canales de metal, PVC o guadua y acumularla en tanques, bidones o canecas.  

Para garantizar la buena calidad del agua lluvia recolectada, hay que mantener los techos y los canales limpios; es necesario filtrarla al entrar al tanque o caneca y almacenarla en lugares oscuros, en recipientes que deben estar siempre tapados y cubiertos con malla para protegerlos de zancudos u otros animales que podrían contaminarla o reproducirse en ella.  

Después de un período seco, al iniciarse el primer aguacero, el agua lluvia de los primeros cinco minutos se debe desechar haciendo a un lado el tubo que lleva el agua al depósito, para evitar que la mugre acumulada en el techo y los canales caiga dentro del recipiente que contiene el agua.  

El agua del subsuelo  

El agua que se encuentra debajo de la tierra es agua lluvia, almacenada en las capas arenosas del subsuelo. Su profundidad es variable, de acuerdo con la formación y características del suelo.  

Para obtener agua de un pozo artesano se perfora la tierra, manualmente, hasta más abajo del nivel donde se encuentra el agua en verano. Luego, se ponen tubos de cemento, uno encima de otro, en toda su longitud. El espacio entre los tubos y la tierra debe rellenarse de gravilla para que le sirva de filtro al agua.  

Para extraer el agua del pozo existen varios métodos: Molino de viento, motobomba eléctrica, bomba sumergible, bomba manual o, simplemente, un balde atado a una soga.  

Cuando se bombea, el agua debe ir a un tanque elevado que permita, luego, bajarla por gravedad.  

El agua de nacimientos, quebradas y manantiales  

Tanque recolector de agua
Para el uso del agua de nacimientos, quebradas o manantiales, se construye una bocatoma en un sitio alto de la fuente de agua. Así, el agua baja por gravedad al tanque de almacenamiento. Si la fuente de agua es una quebrada, la bocatoma se debe construir en la parte del cause que permanece con agua aún en el verano. La bocatoma consiste en una pequeña represa que se hace utilizando piedras que pueden pegarse con barro o cemento.  

Desde la bocatoma, el agua se conduce al tanque desarenador por medio de una tubería plástica o manguera, esta deberá tener una rejilla plastica o metalica. El tanque desarenador, que puede ser pequeño, se construye con un tabique divisorio que retiene la arena, pero deja fluir el agua por una hendija en la parte superior al tanque de almacenamiento.  

Es importante hacerle mantenimiento periódico al desarenador, para que no pierda su función cuando se llena de arena. Igualmente, la bocatoma debe revisarse después de aguaceros y borrascas fuertes para garantizar su limpieza y flujo del agua.

Tanque recolector de agua  

En épocas de verano, el agua puede escasear en la parcela. Para mantener la reserva su ciente, se aconseja construir un tanque de almacenamiento de aguas: de lluvias, nacederos, manantiales o quebradas.  

Datos claves  

El tanque de almacenamiento se construye con bloques de cemento, revocado, o en concreto vaciado de 10 centímetros de espesor, y refuerzo con varilla de 1⁄4 de pulgada, cada 30 centímetros.  

El acabado debe ser impermeable. Se recomienda adicionar Acronal a la mezcla de concreto.  

El tanque debe tener tapa, en loza de concreto o madera inmunizada, para evitar accidentes o presencia de animales, que pueden contaminar el agua.  

Los bordes del pozo y la bocatoma deben estar a 25 cm por encima del terreno, para evitar escurrimientos de aguas superficiales sucias.